Seleccionar página

Cuando decides empezar a aprender un programa de VFX (efectos visuales) y motion graphics, pueden surgir ciertas dudas sobre cuál elegir. Siempre he defendido que lo mejor es probar varios y quedarte con el que te sientas cómodo, pues lo importante no es el software, sino quien lo usa. Nadie pone en duda la calidad de un buen dibujante al que vemos usar el mismo material que usaríamos nosotros y ver que crea verdaderas obras de arte. Pues con estos programas es lo mismo.

Con el post de hoy quiero arrojar un poco de luz para guiar a los recién iniciados en esta profesión, y si ya eres veterano, pues tal vez descubras alguno nuevo que no conocías.

After Effects:

Un verdadero veterano en este mundillo y uno de los abanderados de Adobe, aunque realmente no fue desarrollado por ellos, sino que lo compraron en 1994 al adquirir la Corporación Aldus, que anteriormente había comprado el programa a Company of Science and Art (Compañía de Ciencia y Arte) en Providence, Rhode Island.

Su reinado como el programa más usado a la hora de hacer motion graphics es indiscutible y su uso está extendido en casi todos los ámbitos del video, desde anuncios, piezas de animación, videojuegos (yo mismo lo he usado para hacer cinemáticas en Ren-Hu), cabeceras, series, películas, etc… El soporte de plugins es descomunal y se comunica a la perfección con el resto de programas de Adobe. Como punto flojo decir que carece de 3D “real” de forma nativa (auque puedes solucionar esto mediante plugins) y que cuando tienes muchas capas, se hace dificil mantener cierto orden.

Pago por suscripción sólo para Mac y Windows.

 

Nuke:

Nuke fue un desarrollado interno en Digital Domain (compañia de VFX fundada por James Cameron, Stan Winston y Scott Ross) para renderizar planos de alta resolución desde Flame que les encargaban. Tras ser comprado por The Foundry se convirtió en el programa estándar de composición en la industria del cine quitándole el liderato a Shake de Apple. Nuke usa un sistema de nodos y puedes trabajar en un entorno 3D real, osea, que puedes importar modelos 3D y trabajar con ellos. En su versión Studio puedes editar video, ampliando las posibilidades creativas que ofrece. Sin lugar a dudas uno de esos programas profesionales que vale la pena aprender, sobre todo si tienes en cuenta que la Personal Learning Edition (Versión Personal para Aprender) es gratis.

Pago por suscripción y licencia permanente para Mac, Windows y Linux.

 

Fusion:

Fusion es un viejo conocido del sector, pues al principio iba en un pack con Maya cuando este se llama Alias -Wavefront Maya (Dios mio, me hago viejo), comercializada por Eyeon y adquirida por BlackMagic Design en 2014. Este programa, al igual que otros, usa un sistema de nodos muy versátil e incorpora 3D real. Y si no te convence, te diré que tiene una versión gratuita, que puedes usar comercialmente, y otra de pago, llamada Studio, que se diferencian en herramientas estereoscópicas y de trabajo en red. Así que el dinero ya no es una excusa para incorporar este programa profesional a tus herramientas y aprender a manejarlo. Y si sigues con la duda, hay mucha gente que sospecha que BlackMagic va a fusionar, nunca mejor dicho, Fusion con DaVinci (su software de edición y retoque de color), comparándolo a programas como Nuke Studio, Smoke y Flame.

Versión gratis sin límite de uso para Mac y Windows y versión Studio (de pago) para Mac, Windows y Linux

 

Smoke:

Este programa es uno de los varios que tiene Autodesk para composición de video (han tenido muchos a lo largo de su historia). La filosofía de Smoke es ser una herramienta para todo sin necesitar de otros programas, pues puedes editar video, hacer efectos visuales, motion graphics y 3D sin salir de él. Vamos, un Creative Cloud de Adobe todo en uno, salvo que cuesta más y sólo funciona en un Mac Pro potente. Nunca lo he usado, pero tiene bastante demanda de profesionales que sepan manejarlo. Me olvidaba comentar que también funciona con nodos (¡vence tu miedo a los nodos y verás que son la caña!)

Sólo para Mac y por suscripción mensual o anual.

 

Flame:

Otro software de Autodesk para composición y efectos 3D. De hecho es el hermano grande de Smoke y es realmente caro. Se usa principalmente en trabajos de alto perfil como taquillazos de cine, títulos de crédito como Spectre de James Bond y similares. Tiene otros programas asociados o asistentes como Lustre, Flare y Flare Assistant. Flame es un auténtico veterano del sector y vengo oyendo de él desde la época en que Autodesk también tenía Inferno, Toxik, Flint y Combustion. Si no recuerdo mal, funciona con una estación dedicada, es decir, un ordenador a medida como en la época de los Silicon Graphics, por lo que justifica su precio, que dicho sea de paso, es alto, MUY alto.

Requiere de Linux, aunque parece que también funciona en Mac (no te fies mucho de esto último que digo porque todavía no han hecho un anuncio oficial)

 

Motion:

Éste es el programa desarollado por Apple para composición de video. Hace ya mucho tiempo, Apple compró Shake, el programa que en su época era uno de los estándar de la insdustria de Hollywood, y lo rebajó de precio y luego sólo quedó versión para Mac. Parecía un movimieno inteligente por parte de la compañía para asaltar el mercado del cine y Motion estaba pensado como apoyo a Final Cut, pues junto a este y LiveType, podías tener grandes herramientas a buen coste. Junto con After Effects, es el único de la lista que opta por un sistema de capas en vez de nodos, por lo que suaviza el paso de un programa de edición de video a uno de efectos visuales.

Aunque tiene bastante recursos y plugins y su precio es muy asequible (50€ si no recuerdo mal) lleva muchísimos años atascados en esta versión, por lo que es lógico pensar que a Apple le importa poco esta aplicación.

Sobra decir que sólo para Macs.

 

HitFilm Pro:

 

Otro programa por capas, que está pensado para los indies de la industria de video, y con el que además puedes editar video. Algunos lo consideran un juguete, pero por lo que parece es un juguete al que hay que empezar a tomarse en serio, pues aunque no va destinado a grandes superproducciones, da más de lo que se podría pensar por un precio razonable. Y si tienes en cuenta que no sólo puedes editar video, sino que viene con efectos de serie como Lens Flare (Destellos de Lente) y 3D sin tener que recurrir a plugins, pues la cosa cambia. Añade que hay una versión para usar sus efectos en otros programas como After Effects, Premier Pro, Avid, Davinci y una larga lista, y que en su versión Ignite viene con Boris FX, pues oye, como que parece que se toman en serio el luchar de tú a tú con veteranos de este sector.

Licencia permanente para Windows y Mac

 

Clarisse iFX:

Isotropix llegó hace varios años al mercado con un concepto diferente con Clarisse iFX. Este programa se sitúa entre un renderizador externo y un programa de composición.

Al parecer es una bestia a la hora de renderizar escenas con una gran cantidad de polígonos, facilitando la carga de trabajo. Van por la versión 2 y, aunque todavía está en pañales, tiene un gran potencial. Tal vez, con el tiempo, los programas de composición sean como Clarisse iFX.

Para Mac y Windows.

 

Mamba FX:

Este programa es de SGO, los creadores del programa de retoque de color Mistika y está basado en sistema de nodos. Parece que es bastante potente (digo parece porque no lo he probado) y su interfaz recuerda mucho a las de Autodesk. Este software se presentó en el IBC de 2013, por lo que aunque es un nuevo competidor, puede crecer sin arrastrar código viejo que se hace difícil de corregir y actualizar (como por ejemplo, photoshop… ) Tampoco es especialmente caro, empezando por la version gratis con límite de salida a 1280 x 720 y FullHD por unos 239€ y con módulos de pago para ampliar sus posibilidades de resolución, que no son nada caros. Si quieres herramientas 3D si que te va a doler la cartera.

Licencia permanente para Mac, Windows y Linux

 

SilhouetteFX:

Este programa recibe su nombre por Éttiene de Silhouette (1700 y 1767), que, por lo que parece, inventó una técnica parecida a la rotoscopia. Este programa empezó en 2005 orientado a esta técnica y con el paso de los años ha ido incrementando sus herramientas hasta convertirse en un programa completo para VFX y Motion Graphics. Encontrar material didáctico es complicado y el programa es bastante caro, pero es compatible con plugins de After Effects y sus herramientas de pintura y morphing son la caña.

Opciones de licencia permanente y suscripción (alquiler) con opción de alquilar hasta que alcanzas un precio y pasa a ser tuyo. Para Mac, Windows y Linux.

 

Blender:

Puede que ya conozcas Blender y su versatilidad, o puede que te extrañe ver que le dedico un hueco en este artículo. Que no te engañe que este programa sea gratuito, pues esconde herramientas realmente buenas para hacer un trabajo profesional. Desde modelado, texturizado, iluminación y animación en 3D hasta simulaciones de fluidos y tracking. Y podrías decir “Oye Abián, ¿qué haces hablando de un programa 3D en este artículo que es de software de VFX, composición y motion graphics?” Pues querido amigo, Blender tiene un compositor por nodos que, bien usado, puede dar resultados realmente espectaculares. Y gratis.

Windows, Mac y Linux.

 

Natron:

Otro compositor Open Source por nodos y con una interfaz igual a Nuke. Y cuando digo igual no me refiero a parecida, sino que es la misma. Por ahora están empezando, pues van por la versión 2, pero puedes usar plugins OpenFX. Por desgracia no tiene actualmente un espacio de trabajo 3D, pero están en ello.

Para Windows, Mac y Linux.

 

Espero que hayas disfrutado este artículo y en vista de lo largo que me ha salido (y el tiempo que he tardado en escribirlo) dejo para otro día otra entrada sobre los programas de composición ya extintos como Combustion o Shake.