Seleccionar página

¿Estás buscando un programa para aprender a hacer animación 2D y no sabes cuál? ¿Quieres hacer animación para videojuegos o películas y no encuentras información? Entonces sigue leyendo, pues este artículo está pensado como una pequeña introducción a este fascinante mundo.

 

Por lo pronto, esta va a ser la primera parte del artículo, pues el campo de la animación 2D es inmenso. Y para los amantes del 3D, decirles que no me olvido de ellos, pero debo pensar cómo escribir ese artículo, pues puede que lo tenga que dividir en tres partes por lo amplio que es el sector. Te aviso que no voy a seguir un órden en concreto y que un programa aparezca antes o después, o que salga en la parte 1 o 2 no significa que sean mejores o peores. Eso queda al criterio personal de cada uno.

 

El arte de la animación es muy antiguo, desde el antiguo Egipto y sus inscripciones, donde podemos ver secuencias grabadas en piedra, o Grecia, con secuencias en movimiento en vasijas. Con el paso de los años se han usado muchísimas técnicas e inventos, desde el taumatropo hasta el zoótropo, pasando por los que se han instaurado a día de hoy, la animación tradicional, que solemos llamar a mano, o hecha por ordenador.

 

Pero antes de empezar quiero que veas este impresionante zoótropo de Pixar. Vé al minuto 1:15 si no quieres oir la explicación y ver cómo funciona.

 

Y aquí un mini mini making off.

 

Y el zoótropo del Studio Ghibli en su museo.

 

Espero que te hayan gustado estos vídeos. Pero volvamos al tema princincipal del artículo: programas 2D de animación. Cuando vas a elegir un software, lo primero que debes tener en cuenta es el formato final. Por lo pronto, yo lo divido en dos medios, vídeo y videojuegos. En vídeo me refiero a cine, anuncios, cortometrajes, vídeos de youtube, etc… Y en videojuegos me refiero, obviamente a juegos, sin importar si son para ordenador, consola o smartphone, e incluyo diseño web e interactivo.

 

¿Por qué hago esta distinción? Pues porque en vídeo los personajes no interactúan con el usuario y en videojuegos tienen que responder a sus órdenes, ya sean porque pulsas botones o haces click en alguna zona de la pantalla (por eso incluyo diseño web o interactivo). Esto responde a las distintas necesidades de cada medio, pero para no liarte, tampoco es estricto, tal y como veremos, pues se puede usar animación tradicional para hacer videojuegos. Y como ejemplo pongo un vídeo del maravilloso Cuphead.

 

Espero que no sólo te sirva como muestra de que las limitaciones de un software se ven superadas por el usuario y su creatividad, sino que veas que no todo está inventado, y que mezclando mecánicas de un shooter de plataformas 2D y un estilo de dibujos animados clásico han sacado un juego que promete.

 

Empezamos con la lista de programas, que podría liarme y no parar de escribir y ponerte miles y miles de vídeos y enlaces chulos y útiles 😉

 

Flash  (Ahora llamado Adobe Animate CC):

Clásico entre los clásicos. Un estandarte no sólo en lo que se refiere a animación, sino que abrió las puertas del vídeo en la red con su popular formato, que a día de hoy están abandonando por considerarlo vulnerable y viejo y es debido a esto que han cambiado su nombre a Adobe Animate. Con Flash (para mí sigue llamádose igual) puedes animar de forma tradicional fotograma a fotograma, hacer interpolación de movimientos y formas, y animación con huesos. Puedes hacer vídeos y juegos, y con esto último me refiero a hacer sprites para juegos y juegos completos. No es de extrañar que haya comunidades de usuarios de flash que están quejándose del abandono por el resto de la industria, sobre todo de desarrolladores de videojuegos porque, que yo sepa, Flash es el único programa con el que puedes hacer un videojuego completo sin salir de él, salvo por todo el apartado de audio. Y como muestra, aquí va la cabecera de “El asombroso mundo de Gumball”, donde los personajes principales están animados en Flash.

 

Anime Studio:

Las primeras versiones de este programa se llamaban Moho, y fué con el que empecé en este mundillo a la vez que aprendía a editar vídeo, hacer 3D y VFX. Lo elegí por usar un sistema de huesos, llamados bones ó puppet tools, con lo que la tarea de animar me resultaba más sencilla que con Flash. Con este programa puedes hacer tus propias creaciones con un gran acabado y con muchísimas opciones, incluyendo importar objetos 3D, efectos de profundidad, partículas, etc… Vamos, un After Effects de la animación. Si tienes la versión PRO, puedes exportar en formato FBX para usarlo en motores de videojuegos. Es uno de los programas que han usado para hacer “Song of the sea”

Aquí tienes el trailer de presentación.

 

Aquí un pequeño vídeo donde te muestran cómo hicieron Monster Mingle usando Anime Studio.

 

Spine:

Este programa surgió de una campaña de crowfunding en kickstarter, y está pensado específicamente para el sector de los videojuegos. Con esto no quiero decir que no puedas hacer vídeos con él, pero desde luego no es la elección adecuada. Está diseñado para hacer animación con huesos, ahorrando memoria cuando lo exportamos a un motor de juegos y esta siendo muy bien aceptado por profesionales, pues es sencillo y potente, permitiendo deformaciones de mallas. Aquí te dejo un making off de Zodiac Orcanon Odyssey que es, en mi opinión, para quitarse el sombrero.

 

Creature:

Este software es parecido a Spine, pues está orientado a videojuegos, aunque algunos lo usan para vídeo. Tiene deformación de mallas, huesos, captura de movimientos e incluso físicas. No sólo exporta a los motores de videojuegos más importantes, sino que puede presumir que exporta a Unreal Engine, algo que no hace su competidor directo, Spine.

 

Toon Boom Harmony:

Toon Boom llevan muchos años en el mercado, primero con Toon Boom Animation y ahora con Harmony. Este programa es la prueba de su experiencia y buen hacer, con herramientas realmente impresionantes para animar, render a 4K, importar objetos 3D, y varios formatos de exportación, incluyendo a videojuegos. No es barato, por lo que al principiante le puede costar iniciarse, pero tienes a tu alcance una herramienta realmente profesional pensada para todos los sectores y formatos. Su reel tiene trabajos espectaculares.

 

After Effects: (Aviso, el vídeo que está a continuación es bastante técnico)

Gracias a la herramienta Pin Tool y a plugins como Duik, Joystick’s and slider, o PuppetTools 3, podemos hacer animación de personajes en After Effects. La primera vez que ví el vídeo de arriba, me quedé de piedra, pues en ese momento, ni se me pasaba por la cabeza que alguien pudiera hacer un rig de tal calidad en After Effects. Y si lo que quieres es hacer sprites de personajes para juegos, puedes ver el trabajo de animadores como Scott Benson en su juego Night in the Woods o el videojuego Jenny LeClue, que creo que está hecho por un ex-trabajador de Pixar. Aquí otro pequeño making off.

 

Con esto doy por terminada la primera parte de este artículo dedicado a los programas de animación 2D. En los siguientes ampliaré la lista de programas, escribiré otros sobre 3D y te daré varias fuentes para aprender a animar, ya sean libros, charlas o foros.

 

Como siempre me despido, no sin antes darte las gracias por leerme con la esperanza de que este artículo te haya servido de ayuda.

 

Un saludo desde Abstractia y las Islas Canarias.